Galletones

Lo que nos hace diferentes

Esta deliciosa galleta es reconocida por su masa blanda, su textura crujiente y su dulce sabor, lo que la convierte en una de las opciones favoritas de los amantes de los dulces.

La elaboración de la Galleta San Luis es un proceso artesanal que se ha mantenido desde hace décadas. Su receta original se ha conservado a través del tiempo, lo que garantiza su autenticidad y sabor único. Esta galleta está hecha a base de ingredientes de alta calidad, seleccionados cuidadosamente para garantizar su frescura y sabor.

Tus Galletas de

toda la vida

CÁSCARA LIMÓN

Your content goes here. Edit or remove this text inline or in the module Content settings. You can also style every aspect of this content in the module Design settings and even apply custom CSS to this text in the module Advanced settings.

HUEVOS

Your content goes here. Edit or remove this text inline or in the module Content settings. You can also style every aspect of this content in the module Design settings and even apply custom CSS to this text in the module Advanced settings.

ACEITE DE GIRASOL

Your content goes here. Edit or remove this text inline or in the module Content settings. You can also style every aspect of this content in the module Design settings and even apply custom CSS to this text in the module Advanced settings.

AZÚCAR

Your content goes here. Edit or remove this text inline or in the module Content settings. You can also style every aspect of this content in the module Design settings and even apply custom CSS to this text in the module Advanced settings.

 

HARINA DE TRIGO

Your content goes here. Edit or remove this text inline or in the module Content settings. You can also style every aspect of this content in the module Design settings and even apply custom CSS to this text in the module Advanced settings.

¿Quiénes Somos?

La historia de nuestro negocio se remonta a los años 50, cuando fue abierto por el padre del actual propietario, Luis Calvo Fernández, en la calle Carmen de Brazatortas. «Mi padre ya trabajaba en este ramo, pero decidió emprender por su cuenta y asumir los riesgos en aquellos años, y posteriormente mi hermano, que tenía otro establecimiento en la localidad, y yo hemos continuado con su legado», cuenta Luis.

En 1970, ambos hermanos se quedaron con el negocio de su padre, y así continuaron durante 18 años, hasta que decidieron separarse. En la actualidad, nuestro negocio es una empresa familiar, «pues mis hijos Luis y Casimiro trabajan conmigo y de ella dependen para su sustento», comenta Luis.

La idea de Luis y Casimiro es que la empresa continúe con ellos, aunque no hayan estudiado formalmente el mundo del pan, ya que han adquirido un profundo conocimiento en el tema a través de su experiencia laboral. «Se lo han trabajado y conocen todo lo relacionado con este oficio», asegura Luis con orgullo.

Ir al contenido